POSTRES Y PANES

TARTA DE MORAS

Es importante precalentar bien el horno, mantener una temperatura constante y sobre todo no abrir el horno antes de que hayan pasado 25-30 minutos o cuando la saquemos del horno estará mal cocida y hundida.

No hay que tener prisa en echar ingredientes y batir rápido. Se puede hacer la mezcla en quince minutos o menos, pero siempre con paciencia y viendo cómo esta quedando al incorporar cada ingrediente.

INGREDIENTES

200 gr de harina de arroz

180 gr de azúcar

180 gr de aceite

1 gr de levadura química

4 huevos

400 gr de moras

10 ml de anís dulce o 2 cucharillas de anís en grano

PREPARACIÓN

1. Empezaremos precalentando el horno a 170ºC y seguidamente batiendo en un bol amplio el aceite, el azúcar y el anís en grano.

2. Cuando esté integrado añadimos los huevos, uno a uno y con las varillas introduciendo aire para que luego sea más fácil que quede esponjoso.

3. La mezcla resultante será parecida a una mahonesa ligera y eso es porque al emulsionar aceite y huevos se crea una textura similar. Si nos queda así finalmente añadimos la levadura química (mejor llamado impulsor) y la harina pasada por un colador para que quede más fina. Mezclaremos cuidadosamente para que no se vaya el aire que hemos metido en la masa al batir los huevos y esperaremos hasta que no se vean grumos.

4. Acabamos añadiendo las moras a la masa y moviendo cuidadosamente con una espátula para repartirlas bien por toda la mezcla.

5. Usaremos un molde cualquiera, no hay una norma específica, solamente que preferiblemente sean de metal o de cristal. Lo cubriremos con un poco de aceite y enharinado y una vez lo tengamos listo incorporamos la masa y le damos un golpe seco al molde sobre la mesa para asentar la mezcla.

6. Hornearemos a la temperatura que teníamos el horno con el programa de calor arriba y abajo. El tiempo depende del tipo de horno y el formato que uséis, pero con 45 minutos sería suficiente. Para comprobar si está cocido introducid el típico palillo que se ha usado siempre para esta función o una brocheta de metal y si sale sin masa pegajosa estará listo, sino lo dejáis un poco más de tiempo.

7. Una vez fuera del horno y frío (aunque cueste resistirse a probarlo en caliente) se le puede añadir azúcar glass por encima, cacao o alguna mora/fruto rojo que nos haya sobrado si queréis decorarla un poco.

¡Comparte esta receta!

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin

¿Quieres ser el primero en recibir nuevas recetas? ¡Apúntate a mi Newsletter!