POSTRES Y PANES

Torrijas dos maneras

Adoro las torrijas. Es uno de mis postres favoritos y me gusta hacer variantes. Al final probando cosas suelo sacar nuevas ideas y nuevos métodos de hacer recetas clásicas.

Este es uno de esos casos en el que os dejo la receta vegana además del método tradicional. ¡Buen provecho!

INGREDIENTES

6 rebanadas de pan del día anterior (mínimo)

1 litro de leche vegetal o de vaca para remojar

4 huevos o 1 taza de harina de garbanzos y la misma taza llena de agua (aproximadamente. Para saber si la textura es la correcta, tiene que quedar similar a la textura del huevo batido)

1 rama de canela

2 trozos de piel de limón y dos de piel de naranja

4 cucharadas de azúcar o 1 de stevia para endulzar

Azúcar y canela para rebozar las torrijas (opcional)

PREPARACIÓN

  1. En un cazo pondremos el litro de leche o bebida vegetal con la piel del limón, la naranja y la canela con el azúcar o la stevia para endulzar y dejaremos que rompa a hervir. En cuanto empiece a hervir apagaremos el fuego y dejaremos que se temple con los aromáticos dentro.
  2. Pasaremos la leche a una bandeja honda o un recipiente profundo colándolo directamente ahí. Cortaremos el pan en unas rodajas que pueden ir del centímetro al centímetro y medio y las dejaremos en la leche empapando durante unos 20-30 minutos.
  3. Mientras tenemos las rebanadas a remojo batiremos los huevos o en su defecto prepararemos el rebozado con harina de garbanzos añadiendo poco a poco el agua hasta que quede la textura ideal.
  4. Pasado el tiempo del remojo de las rebanadas, las sacaremos de la leche y dejaremos que reposen un poco encima de un plato para que escurran el exceso. Pasaremos el pan por el huevo o el rebozado de garbanzos y las freiremos en el aceite precalentado. Os recomiendo usar una sartén pequeña de unos 20cm con aproximadamente un dedo y medio de aceite. Luego este aceite lo podemos aprovechar un par de veces más para freír otros postres como rosquillas, buñuelos, etc.
  5. Terminaremos la receta pasando las torrijas por azúcar y canela, o usando otro tipo de “topping”, si lo queréis llamar así. En vez del tradicional azúcar y la canela podemos ponerle miel de caña, sirope de agave, chocolate fundido o piel de naranja confitada.

¡Comparte esta receta!

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin

¿Quieres ser el primero en recibir nuevas recetas? ¡Apúntate a mi Newsletter!