POSTRES Y PANES

Gallete de membrillo y vainilla

  • 6 personas
  • 45 minutos
  • Fácil
Texto

INGREDIENTES

Para la masa quebrada:

  • 50 g de almidón de maíz
  • 200 g de harina de avena
  • 180 g de mantequilla
  • 1 huevo XL
  • 180 g de azúcar
  • 2,5 g de xantana

Para el relleno:

  • 400 g de membrillo
  • 1 vaina de vainilla
  • 4 cucharadas de azúcar
  • 2 cucharillas de almidón de maíz
  • ¼ de taza de agua
  • 1 chorro de PX (opcional)

PREPARACIÓN

  1. Para empezar con la receta, la noche anterior a comernos la tarta prepararemos la masa. En un cuenco echaremos la mantequilla, la harina de avena y el almidón y el azúcar. Amasaremos todo con las manos hasta  obtener migas gruesas de harina y mantequilla. En este momento añadiremos el huevo para terminar el amasado hasta conseguir una masa homogénea. La dejaremos que repose en la nevera envuelta en un papel film o un recipiente hermético hasta que esté completamente fría.
  2. Al día siguiente pelaremos los membrillos ayudándonos de un pelador (creedme, es más fácil que pelarlos con una puntilla). Los cortaremos cada uno en cuartos. Retiraremos el centro donde se alojan las semillas para eliminar la parte dura que las cubre y haremos lo mismo con el nervio. Trocearemos en cubos grandes y los colocaremos en un cuenco o recipiente grande para microondas. Añadiremos el resto de los ingredientes y removeremos hasta que se distribuya todo bien. Taparemos el cuenco o el recipiente con papel film y cocinaremos en el microondas/horno durante 10-15 minutos a máxima potencia o hasta que la fruta esté blanda. Cuando esté asado dejaremos que se enfríe a temperatura ambiente.
  3. Por otro lado, sacaremos la masa más grande del frigorífico y la trabajaremos ligeramente para poder estirarla con el rodillo. Espolvorearemos la superficie donde la vayamos a estirar con harina de arroz . La idea es obtener una lámina de un grosor homogéneos de unos 3 o 4 mm. Una vez hayamos obtenido ese grosor la pasaremos a un papel antiadherente o lámina para horno y la dispondremos el membrillo en el centro que deberá estar completamente frío. Finalmente plegaremos la masa dejando un hueco para que salga el vapor  de la fruta al hornearla. Como algo opcional, podemos espolvorear los bordes de galleta con un poco de azúcar para que se caramelice y obtengamos una galleta mas crujiente.
  4. Con el horno caliente la hornearemos durante 25 minutos a 200ºC, con calor arriba y abajo hasta que la galleta tenga un ligero color dorado.
  5. La retiraremos, esperaremos a que se temple para servirla y terminaremos emplatando con un poco de requesón en cada ración.

Trucos y consejos.

  1. Para no tener que esperar a que se enfríe el membrillo el mismo día que tenemos que hacer la gallete, podemos asarlo la noche anterior al igual que amasamos la masa quebrada. De esta forma conseguiremos tenerlo todo a punto para el día siguiente.
  2. Para estirar la masa de galleta correctamente deberemos enharinar bien la superficie, pero esto no quiere decir que haya que usar toneladas de harina. Consiste en repartirla bien por la encimera para no se pegue cuando la estiremos. Si después de pasar el rodillo un par de veces vemos que se nos pega ligeramente al estirarla, podemos separarla con una rasqueta y volver a enharinar ligeramente.

¡Comparte esta receta!

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin

¿Quieres ser el primero en recibir nuevas recetas? ¡Apúntate a mi Newsletter!