POSTRES Y PANES

Pan plano de patata

  • Para 11-12 panes (aprox.)
  • 40 minutos
  • Fácil

Hay veces que se nos antojan este tipo de panes versátiles que valen para mas de una receta. Una base prácticamente de harina de maíz blanco precocinada y el trigo sarraceno combinada con la patata cocida y triturada nos aporta una elasticidad que ayuda a que los panes se hinchen. 

Además esta receta de pan plano es un poco trampa. Añadimos un poco de levadura química, la misma que se suele usar en los bizcochos, para conseguir una mayor expansión a la hora de cocinarlas.

INGREDIENTES

280 g de agua

135 g de harina de maíz blanco precocida

85 g de harina de trigo sarraceno

5 g de levadura de repostería

10 g de sal

10 g de lino dorado

8 g de psyllium

70 g de patata cocida y fría (más o menos una patata mediana)

50 g de Masa Madre (opcional, solo es para darle sabor)

PREPARACIÓN

  1. En un cuenco amplio pesaremos el agua y añadiremos la masa madre, el psyllium y el lino. Removeremos bien con unas varillas y esperaremos a que espese mientras pesamos las harinas y la levadura de repostería.
  2. Mezclaremos ligeramente el agua con las harinas y trituraremos la patata cocida con la batidora hasta que quede cremosa. Incorporaremos la patata a masa y terminaremos de amasar hasta conseguir una masa lisa. Reposaremos la masa cinco minutos envolviéndola con papel film en la nevera y precalentaremos una sartén a fuego medio alto.
  3. Cortaremos porciones similares de masa (de 50 a 55 gramos) y formaremos bolas con esos trozos e iremos estirándolas sin dejarlas demasiado finas. Si tenéis ojo clínico, al estirar la masa deberemos dejar un grosor de unos 2mm. Si las hacemos muy finas es posible que no se hinchen todo lo que deberían.
  4. Iremos colocándolas en la sartén que para entonces tendría que estar bastante caliente y esperaremos a que le empiecen a salir burbujas. Cuando veamos actividad les daremos la vuelta y ya veréis como se terminan de hinchar. Para que no se humedezcan os recomiendo no apilarlas recién salidas de la sartén, lo mejor es dejarlas en una rejilla hasta que salgan las dos o tres siguientes.
  5. Podéis usar esta receta para rellenar, para acompañar platos de cuchara y mojar unas sopas en él o incluso tratarlas como tortillas mexicanas y hacer unos tacos de lo que os apetezca.

¡Comparte esta receta!

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin

¿Quieres ser el primero en recibir nuevas recetas? ¡Apúntate a mi Newsletter!